NUEVAS RAÍCES PARA REEMPLAZAR LOS CULTIVOS DE COCA

Por : Antonio Castañeda

El círculo de la ventana del avión enmarca y confirma la temida realidad. Minutos eternos de vuelo me muestran como la otrora espesa selva de la Orinoquia hoy presenta interminables extensiones deforestadas producto de tantos años de guerra y cultivos ilícitos. Pero pese al hecho de ser uno de los territorios más lastimados, el departamento de Guaviare vive hoy, en el pos acuerdo, un momento determinante para la rectificación de tanto atropello.

Ya en la capital del departamento, San José de Guaviare, los rostros sonrientes y las palabras de su gente expresan claramente la sensación de cambio positivo que en la actualidad vive la región. La comprobación inicia con un recorrido de pocos kilómetros que conduce al campamento El Trueno, del Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas Sinchi, donde se desarrolla la parte operativa de un ambicioso proyecto didáctico y práctico de reforestación.

Pero pese al hecho de ser uno de los territorios más lastimados, el departamento de Guaviare vive hoy, en el pos acuerdo, un momento determinante para la rectificación de tanto atropello

Allí, en sencillas pero precisas palabras, el ingeniero forestal Bernardo Giraldo describe cómo el programa propone a las familias campesinas un cambio de mentalidad y de actitud frente a las dañinas costumbres productivas del pasado. Específicamente en lo referente al cultivo de la coca como un ingreso económico a muy corto plazo o a la ganadería extensiva, que pueden ser remplazados por programas de reforestación concebidos para la recuperación de gran parte de áreas deforestadas y que garantizan la productividad y un adecuado nivel de ingresos para las familias en el mediano y largo plazo...

http://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/proyecto-de-reforestacion-del-sinch-en-el-guaviare-evitar-cultivos-de-coca-193514